Diagnóstico 06 comunidades afectadas por la emergencia del volcán de Fuego revela mejor organización aunque, aún con muchas debilidades y retos ante los diferentes riesgos que enfrentan.

Guatemala es un país rico en recursos naturales, esto dado por su posición geográfica, siendo el centro de América. Se ubica entre el Mar Caribe y el Océano Pacífico. Además, en cuanto a geología, su territorio se encuentra entre tres placas tectónicas distintas, la placa de Cocos, la placa del Caribe y la placa de Norteamérica. Estas circunstancias han hecho que Guatemala cuente con 7 biomas y 14 zonas de vida, lo que le ha valido para ser considerado uno de los 20 países megadiversos a nivel mundial.

La combinación de condiciones naturales, sociales, políticas económicas y culturales hacen que Guatemala sea un país expuesto a diferentes riesgos, que pueden resultar en desastres, lo que le hace altamente vulnerable y que ha cobrado miles de vidas a lo largo de su historia.

El Volcán de Fuego registró una de sus mayores actividades, y la segunda del año, el pasado 3 de junio del año 2018, impactando en diferentes magnitudes a diversas comunidades de los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, principalmente de los municipios de Escuintla, Alotenango y Yepocapa; de acuerdo con el informe de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres CONRED al 09 de enero del 2019, se registraron 1,714,387 personas afectadas, 12,823 personas evacuadas, 27 personas heridas, 201 personas fallecidas y 229 personas desaparecidas. Aún se encuentran habilitados 03 de los 17 albergues que se establecieron durante los primeros meses de la emergencia, reportando así a 2,288 personas que se encuentran albergadas a la fecha.

Dentro de las áreas pobladas circundantes al Volcán de Fuego se encuentran las comunidades de Morelia, Panimaché I, Panimaché II, La Trinidad, Don Pancho y Unión Maya. Dado que el volcán ha continuado con su actividad en los últimos meses, estas comunidades se encuentran expuestas a esta amenaza.

La Concertación Regional para la Reducción del Riesgo (CRGR) junto a la Convergencia Ciudadana para la Gestión del Riesgo (COCIGER), como parte de la
Sociedad Civil, apoyan el proceso de reconstrucción y adaptación de las comunidades afectadas, por medio del proyecto de emergencia con una duración de 10 meses. Por lo que es necesario contar con un diagnóstico que provea de información primaria sobre las afectaciones, experiencias y conocimientos de las familias de estas comunidades para generar una intervención oportuna y sin daño.

Este diagnóstico en su objetivo fue de generar información primaria cualitativa y cuantitativa, lo que ha permitido caracterizar de manera inicial las afectaciones que las familias de las comunidades cercanas al Volcán de Fuego han tenido después de las erupciones que este ha presentado; para la toma de mejores decisiones respecto a estas comunidades.

Para ello se determinaron las características socioeconómicas básicas de las familias de las comunidades cercanas al Volcán de Fuego; se identificó la dinámica de organización y comunicación comunitaria para responder ante las emergencias; también se establecieron las afectaciones de los medios de vida desde la perspectiva de las mismas familias y se identificó a los grupos de personas más vulnerables de las comunidades ante una emergencia.

Seguir leyendo …

https://drive.google.com/file/d/189HkJRbCSH5xel7jOTXur4EplQaBR6sP/view?usp=sharing

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*