La Asociación de Desarrollo Agrícola y Empresarial, ADAM, es una Asociación sin fines de lucro, fundada en 1998, su propósito fundamental es contribuir al desarrollo sostenible del área rural; por medio de diversos programas encaminados a la atención de grupos de pequeños y pequeñas productores en temas productivos, de acceso a mercados locales, regionales e internacionales y de fortalecimiento a sus procesos organizativos.

ADAM tiene como máxima autoridad a la asamblea de asociados en donde un grupo de profesionales integran la Junta Directiva institucional, seguido en orden de jerarquía se encuentra el Consejo de Dirección, como dependencia directa de la Presidencia de la Junta Directiva institucional se encuentra la Dirección Ejecutiva quien se apoya en tres gerentes de áreas que son: la gerencia administrativa, la gerencia de operaciones, y la gerencia de programas humanitarios. Actualmente, cuenta con 17 personas de planta y un promedio de 5 personas entre, asesores y apoyo administrativo.

A partir del mes de marzo del año 2002, ADAM se constituye como un centro de servicios empresariales (después de nacer como un programa de capacitación en 1,998), como parte del Grupo ACT en Guatemala. Comienza un proceso evolutivo, con una propuesta encaminada a la atención del sector Micro empresarial del área rural del país, basada en actividades de capacitación y asistencia técnica. Con esto la institución en la medida del progreso de sus habilidades internas, fue consiguiendo formular una propuesta cada vez más sólida e integral: “Desarrollo integral de organizaciones productivas del área rural”. La base fue la experiencia adquirida por la institución misma, así como por medio de la integración de personal profesional y multidisciplinario. La intención siempre ha sido generar propuestas con enfoque holístico, que permitan contribuir de una mejor manera a crear condiciones y/o medios de vida sostenibles para el sector de pequeños –as productores -as del área rural del país.

ADAM ha logrado conformar una propuesta que contribuye al desarrollo de organizaciones de pequeños productores de los sectores agrícolas y no agrícolas, desde donde se ha favorecido la gestión e incidencia con autoridades locales y nacionales.  Como grandes resultados de lo anterior, se debe mencionar el buen nivel de desarrollo organizativo y empresarial que han alcanzado cuatro organizaciones de las citadas, conformadas por cerca de 500 familias, capitalizando sus recursos financieros, producto de diversas iniciativas económicas, lo cual ha permitido que puedan asumir compromisos con cadenas globales del sector alimentario y además, incidir en gobiernos locales para facilitar el espacio y participación a mujeres rurales por medio de la apertura y funcionamiento de oficinas municipales de la mujer; así mismo se ha logrado que  hombres y mujeres indígenas estén participando en comisiones municipales de fomento económico, oficinas municipales para la seguridad alimentaria y oficinas municipales de coordinación para la reducción de desastres de origen natural o provocado.  Cabe mencionar también que, estas organizaciones han iniciado un proceso asociativo para fortalecer sus posiciones en los mercados y generar mayor y mejor incidencia con autoridades nacionales, de donde a la fecha se ha logrado establecer un espacio de discusión y negociación con el ministerio de Economía y el Programa Nacional de Desarrollo Rural, PRONADER;  para el establecimiento de políticas y demás beneficios en pro de los pequeños productores.

ADAM ha alcanzado un nivel considerable en la especialización para el desarrollo de iniciativas económicas, formulando una propuesta, implementada y validada en más de ocho años,  para desarrollar organizaciones productivas de pequeños -as productores –as agrícolas y no agrícolas, diseñando y construyendo herramientas propias para ejecutar el trabajo, en la dinámica de mejora continua, desde diagnósticos pre-empresariales hasta el diseño e implementación de planes de desarrollo empresarial para este tipo de organizaciones, identificando y diferenciando la inversión social de la productiva, beneficiando a un aproximado de 10,000 personas conformadas en más de 15 organizaciones rurales.  ADAM, además, ha generado y estimulado la participación de pequeños productores en espacios para la gestión e incidencia, en los sectores público y privado, para favorecer el desarrollo económico local.  Es importante agregar que, ADAM a la fecha se encuentra en pleno proceso de implementación de una metodología y estrategia para facilitar el empoderamiento económico de la mujer, desde donde se pretende contribuir de mejor manera a la equidad y justicia de género.

VISIÓN

Ser una organización eficiente y calificada para lograr el desarrollo económico local que pueda llevar a un mundo más justo y solidario.

MISIÓN

Apoyar y promover el desarrollo económico local a través de la canalización y transferencia de recursos financieros, humanos y tecnológicos a pequeños/as productores/as y el impulso de la Economía Solidaria.